Hechos para volar

La naturaleza como reflejo de nuestra humanidad

Hechos para volar

La naturaleza como reflejo de nuestra humanidad

Ser completamente libres… eso representa volar. Atrévete a conocer más del Aviario del Planetario ALFA de la mano de Miguel Ángel Gómez Garza, ornitólogo responsable de las más de 300 aves que cohabitan actualmente este santuario.

Presiona el botón CC para activar subtítulos en inglés.

Si pudiera, extendería mis alas como un ave…

Estamos siempre concentrados en el ahora…

Y aunque el ritmo del mundo siga siendo tan acelerado, ellas siguen aquí… revoloteando a nuestro alrededor.

Algunas viéndonos desde lo alto, otras cautivándonos de cerca con su esplendor…

No es casualidad que hasta hoy, todavía nos acompañen.

Tal vez tenemos mucho en común… más de lo que imaginamos.

La forma en que emprendemos retos… en la que renunciamos a algo por lograr nuestros sueños…

Ellas en otoño e invierno, dejan su seguridad y comodidad para migrar a un lugar desconocido. Algunas regresan… otras no.

Si la gente entendiera la importancia que tienen en la armonía de nuestro planeta, seguramente actuaríamos en consecuencia.

De eso se trata este lugar, mostrar su fragilidad y su imprescindible valor entre nosotros.

Siempre he pensado que en algún pasado mitológico, casi astral… en alguna vida, fuimos aves.

Después de todo, dicen que venimos de una sola especie…

Seguimos estando hechos para volar.

En 1986, Planetario ALFA funda el primer aviario de la ciudad de Monterrey.

En México es el primero dedicado a la reproducción de aves.

Cuenta con 300 aves que cohabitan en 4 mil metros cuadrados.

Descarga nuestra app y únete a la conversación usando #alfalivemx en LinkedIn, Twitter e Instagram.