Montar una exposición

El reto de traer contenido al Planetario ALFA

Montar una exposición

El reto de traer contenido al Planetario ALFA

Llenar los pisos de exposiciones itinerantes del Planetario ALFA no es tarea fácil. Rosy Bustindui, Gerente de Museografía y Mantenimiento, y su equipo, son los responsables de traer contenido educativo, didáctico e interactivo al museo. Conoce algunos de los obstáculos que han tenido que librar a través de los años.

Dinosaurios voladores

¿Te imaginas meter dinosaurios por una puerta de tamaño normal? ¡Nosotros tampoco! Las enormes creaturas de la exposición ‘Dinosaurios Hechos en México’ en teoría llegarían en piezas desde China. Pero como las cosas rara vez salen de acuerdo al plan, llegaron como piezas completas.

Para lograr meterlas al museo se tuvo que contratar una grúa especial y romper un pedazo de pared. Así que, si viste un dinosaurio sobrevolando el lobby del Planetario, no era tu imaginación.

Permisos complicados

Ya que la mayoría de las exposiciones son importadas, se tiene que hacer todo el trámite de la importación temporal y exportación de regreso, además de los permisos para el tránsito de los camiones dentro de San Pedro cumpliendo los horarios establecidos para esto.

También se tienen que tramitar documentos especiales, ¡hasta para regresar las piezas a su lugar de origen! Para devolver ‘Pop Art, el Taller de Andy Warhol’ a Estados Unidos, tuvieron que comprobar al Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) que las obras de arte no eran de origen mexicano… a pesar de claramente ser de un artista extranjero.

Si eso no fuera suficiente en cada exposición que se realiza, se tienen que traducir todos los textos, gráficos, videos y demás materiales al español, todo antes de la fecha de apertura.

Es cuestión de espacio

Por si te lo preguntabas, la peculiar forma cilíndrica que comprende la arquitectura del Planetario ALFA sí complica las cosas para Rosy y su equipo. Una exposición que cabría en una sala tradicional de museo (que generalmente es rectangular o cuadrada), se tiene que modificar y compactar para caber. Hacer que las piezas quepan, y aún así mantener la coherencia en la exposición, es toda una hazaña.

A la merced del tiempo

Aunque no lo creas, el clima también afecta el montaje de una exposición. ‘Big League Fun’, que habla sobre la ciencia detrás del béisbol, venía desde Carolina del Sur, Estados Unidos, donde había un huracán terrible arrasando el estado. Esto ocasionó que la llegada de los camiones se retrasara por casi dos días. Podrá no sonar como mucho, pero cuando tienes una semana para tener la exposición lista para el público, cada minuto cuenta.

¿Qué tal? ¿Imaginabas que estas historias estaban detrás de una exposición del Planetario ALFA?

Comparte tus comentarios aquí y únete a la conversación usando #alfalivemx en tus perfiles sociales.