Una ventana al mundo

Qué significó para una empresa de telecomunicaciones crear un sistema de importación y exportación a nivel nacional

Una ventana al mundo

Qué significó para una empresa de telecomunicaciones crear un sistema de importación y exportación a nivel nacional

Quieres comprar un pantalón. Imagina tener que contactar al que vende la tela e ir a su tienda; visitar al que lo va a coser; ir a la fábrica de zippers para comprar uno, luego al taller del que fabrica las etiquetas, seguido por un costurero que le pone el zipper y el botón. Después de tantas vueltas y visitas, por fin tienes tu pantalón.

Obviamente todos esos proveedores están en distintos lugares físicos y tienen procesos de venta diferentes. ¿Es mucho más fácil comprar uno por internet o ir a una tienda, no?

Visualiza eso ¡a nivel nacional y con miles y miles de productos! Todas las importaciones y exportaciones solían ser así para las empresas: hacer un trámite aquí, otro allá, terminar en un lugar totalmente distinto a donde empezaste y gastar cientos de miles de pesos en recursos para lograrlo.

Ese era el panorama del comercio exterior en México hasta que llegó Axtel a revolucionar VUCEM2, la Ventanilla Única de Comercio Exterior Mexicano. Ahora importar y exportar bienes es mucho más sencillo, barato y práctico.

Pero lograrlo no fue fácil. Axtel, experto en telecomunicaciones, tuvo que también convertirse en experto en sistemas y entender la importancia del servicio que estaban prestando. Si el sistema de la VUCEM2 fallaba, por CADA MINUTO fuera del aire se aplicaba una multa de miles de pesos. Y con justa razón: sin la VUCEM2 en línea, miles de millones de pesos en mercancía se pueden quedar varados en puertos de entrada o salida al país.

El equipo que encabezó el arranque del proyecto sabe que a partir de esto se generó un cambio organizacional. Una nueva forma de visualizar lo que hacen, ahora más integral y con enfoque al cliente. La comunicación que se dio entre áreas y equipos diversos fue inédita.

Ahora lo sabes: detrás de cada paquete que pides por internet y llega a tu puerta sin problemas; detrás de cada producto importado que encuentras en los supermercados y tiendas… está VUCEM2 y el equipo Axtel… inclusive ese pantalón que traes puesto.

¿Te imaginas comprar sin un sistema así? Para desarrollar la VUCEM2 Axtel tuvo que ver más allá de dar un servicio de telecomunicaciones: se puso en los zapatos del cliente y entendió que los procesos que hasta entonces tenía no eran suficiente. Tuvieron que pensar no solo en qué necesitaban, sino en porqué era necesario y qué impacto tendría en la operación si no existía y no se entregaba de manera eficiente.

El compromiso se creó hacia fuera, al crear un producto a la medida que sirve a nivel nacional; y hacia dentro, al dar el 100 y descubrir que Axtel tiene la capacidad de ir más allá de los servicios de telecomunicación que proporciona.

Comparte tus comentarios aquí y únete a la conversación usando #ALFALiveMX en tus perfiles sociales.